Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Más allá del parque infantil: lo que buscan las familias con niños en los hoteles

Planificar un viaje puede ser una tarea placentera. Pero se necesita tiempo para investigar qué visitar, qué comer y, lo más importante, dónde alojarse. Cuando el tour incluye niños, la planificación es aún más desafiante, ya que se necesita un itinerario que sea accesible y divertido para los más pequeños. Por ello, idear diferentes actividades y considerar las necesidades de cada niño se vuelve fundamental en la planificación.

Los hoteles deben estar preparados para recibir a estas familias. Esto se debe a que los viajeros familiares (aquellos con hijos o nietos) prefieren destinos con actividades y seguridad para toda la familia (95%) y a precios más bajos (89%), según una encuesta de Phocuswright Europe de 2019. Los encuestados dijeron: Además, los lugares con Las actividades al aire libre (85%) se encuentran entre las prioridades.

Recibir a viajeros familiares es una oportunidad para diferenciarse de la competencia. Además de fidelizar a la familia que se alojó en el establecimiento, las recomendaciones espontáneas –el boca a boca– también se convierten en un arma importante. Es común que los padres o tutores compartan la experiencia con compañeros de trabajo, amigos, otros familiares y en grupos de padres en escuelas que tienen hijos de su misma edad.

Alimentación

Normalmente, quienes viajan con niños prefieren realizar actividades al aire libre durante el día. Por eso, ofrecer opciones de comida en el propio hotel, especialmente a la hora de cenar, marca la diferencia. Si no tienes restaurante propio, pide consejos sobre lugares cercanos donde los niños son bienvenidos; lo mínimo es que tengas una trona disponible.

Si el establecimiento tiene un restaurante cercano o solo ofrece desayunos, es importante incluir alimentos pensados para los niños, como cereales, frutas y panes blandos. En el menú, la sugerencia es ofrecer el menú infantil, cuyas porciones son más pequeñas y la comida más ligera, con menos frituras y condimentos fuertes, como la pimienta. En la zona del restaurante no olvides disponer de cubertería y tronas.

Pensando en padres con niños pequeños, lo ideal es prever una mini despensa o cocina que se pueda utilizar en cualquier momento -eso, claro, si el alojamiento no incluye este tipo de espacio- para preparar el biberón y otros alimentos para el niño. Un refrigerador y un microondas son lo mínimo, pero también puede haber una estufa y algunos alimentos, como fruta y leche.

Comodidades

El hotel que quiera resultar atractivo para los viajeros familiares debe pensar en niños de todas las edades. Por ello, además de ofrecer la opción de cama supletoria, es necesario ofrecer cunas, toallas extra, bañeras para bebés, cambiadores, especialmente en los baños de las zonas comunes; minibar y calienta biberones o microondas, si el establecimiento no dispone de mini despensa o cocina.

Otra recomendación es colocar mallas en las ventanas de dormitorios y baños para evitar accidentes. Para garantizar la comodidad, es interesante ofrecer cochecitos de bebé para los desplazamientos por la ciudad y, por supuesto, estar siempre disponibles para emergencias, ofreciendo sábanas limpias en caso de enuresis y termómetros, debidamente higienizados, en caso de fiebre, por ejemplo.

Entretenimiento

Como se indicó anteriormente, los viajeros familiares priorizan destinos con actividades al aire libre. Para garantizar la seguridad de todos y la comodidad de los padres, se sugiere ofrecer actividades recreativas con profesionales calificados. Vale la pena revivir juegos considerados antiguos, como el tag, el balón prisionero y la búsqueda del tesoro, o crear áreas para actividades inmersivas, por ejemplo, un huerto.

En el caso de hoteles-granja se puede ofrecer el contacto con los animales, siempre y cuando sea supervisado por un profesional. Aquí las alternativas dependen de los animales que vivan en el hotel, pero montar a caballo o alimentar a los conejos son ideas divertidas. En una era donde la sostenibilidad se valora cada vez más, es importante enseñar a los niños sobre la importancia de la preservación y el respeto por la naturaleza, los animales y la biodiversidad.

No olvides que si tienes piscina, siempre debe haber un socorrista a mano. Y por supuesto, para acoger a los niños, es imprescindible contar con una piscina infantil. El espacio también es apto para actividades recreativas grupales para que puedan entretenerse sin molestar a los adultos que deseen relajarse en el área de la piscina.

En días de lluvia o de noche es posible promover actividades como cine, clases de baile, talleres de cocina y círculos de cuentacuentos. Aprovechar fechas señaladas, como Carnaval y Día del Niño, para desarrollar actividades temáticas llama la atención de los más pequeños y es una oportunidad para crear paquetes especiales para familias.

¡Consulte a Harus para conocer más sobre nuestros productos y servicios! Y, si te ha gustado este contenido, compártelo con tus contactos.

Compartir:

Mantente al día de todas las novedades que Harus ofrece para el sector de la hostelería.

¡Regístrate y recibe nuestro contenido de primera mano!

Lea mas

es_ES
Scroll al inicio

VAMOS A MANTENER CONTACTO

REGÍSTRATE Y SÉ EL PRIMERO EN ENTERARTE DE NUESTROS ÚLTIMOS LANZAMIENTOS Y EVENTOS EXCLUSIVOS.

Buscar
¡Hola! ¿Todo bien? ¿Cómo te puedo ayudar?