Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Turismo de experiencias: lo que necesitas saber sobre esta tendencia

Ya hemos hablado de algunos cambios y tendencias que están creciendo debido a la pandemia de Covid-19, como Viaje lento, ocio y el turismo de bienestar. En este artículo vamos a hablar del turismo de experiencias, una modalidad que existe desde hace muchos años, pero que debería ganar aún más espacio pospandemia, ya que las personas buscan viajes inmersivos, con experiencias hasta ahora inéditas en sus vidas.

Este tipo de turismo caracteriza viajes con experiencias significativas. El viaje deja de ser un viaje turístico y pasa a generar emoción a través de la participación del viajero. La OMT (Organización Mundial del Turismo) afirmaba, ya antes de la crisis sanitaria, que actualmente los turistas desean “viajar a destinos donde, más que visitar y contemplar, también sea posible sentir, vivir, conmoverse y ser un personaje de su vida”. propio viaje”.

El concepto ganó terreno porque, durante la pandemia, las personas repensaron su forma de vivir y, en consecuencia, su forma de viajar. Entendieron que un viaje puede ser sinónimo de aprendizaje, consciencia y transformación personal. Debe ser más que un guión “instagrameable”. Debería ser una oportunidad para conectar y conocer otras culturas y personas fuera de su “burbuja social”.

Aunque algunos aspectos son similares al viaje lento, existen algunas diferencias. Ambos valoran las experiencias inmersivas, sin embargo, Slow Travel prioriza experiencias más largas en la comunidad local, generalmente en lugares fuera de la ruta turística convencional. Este tipo de viajes conlleva muchas veces la intención de desconectar del mundo exterior, aprovechando el viaje para estar más offline.

Por otro lado, el turismo experiencial se puede realizar tanto en la comunidad local como en puntos específicos (e incluso turísticos) de la ciudad. No necesariamente requiere varios días de experiencia y se puede realizar en destinos turísticos tradicionales. Un ejemplo clásico es la cena con personajes que se ofrece en Walt Disney World en Orlando. ¡Ver más detalles!

Qué define el turismo de experiencias

El Manual del Sebrae, de 2018, enumera cinco cosas que hacen que el viaje sea considerado turismo vivencial:

1- Despierta los sentidos: Este tipo de turismo necesita brindar experiencias sinérgicas, es decir, cuando se estimulan los cinco sentidos (vista, oído, tacto, gusto y olfato). Por poner un ejemplo sencillo, es como visitar una fábrica de chocolate, disfrutar del chocolate derritiéndose, escuchar el ruido de las máquinas, sentir la textura del chocolate aún sin forma, saborear el chocolate terminado y, por supuesto, ese olor tan característico.

2- Sentimiento: El objetivo es desarrollar actividades afectivas que apelen a los sentimientos y emociones del turista. Esta actividad puede generar una relación amorosa entre el visitante y el destino. Es como sumergirse en la historia del lugar o de quién lo hizo.

3- Pensamiento: Ofrecer actividades que estimulen la creatividad y sean nuevas para los turistas. Deben estimular el pensamiento libre, flexible y original, generando aprendizaje. Tradicional en Rio Grande do Sul, pero que ya se extendió a otras partes de Brasil, visitar bodegas, dando a los turistas la oportunidad de pisar las uvas para triturarlas, es un ejemplo, siempre que se explique el origen de la práctica.

4- Acción: La idea es brindar experiencias físicas e interactivas entre turistas y residentes locales. Algunos ejemplos son senderos, rutas históricas –como la Ruta del Oro, en Estrada Real, en Minas Gerais– y otras actividades comunitarias.

5- Identificación: Centrarse en actividades que estimulen experiencias personales, alcanzando los sentimientos individuales del turista; en general, se trata de acciones que ponen al turista en contacto directo con el contexto social y cultural del destino. Es como visitar Salvador, Bahía, el día del Lavagem do Bonfim, y hablar con una de las mujeres bahianas para entender lo que esta tradición significa para ella y su familia.

Oportunidad para el sector hotelero

Al igual que otras modalidades de turismo, el sector hotelero debe ser consciente de la tendencia al alza del turismo de experiencias. Los hoteles pueden ofrecer opciones de visitas guiadas que cumplan con los criterios anteriores u ofrecer este tipo de experiencia en las instalaciones, si es posible. Principalmente los establecimientos rodeados de naturaleza tienen este potencial.

También es posible complementar la experiencia que ofrece la ciudad. Por ejemplo, en ciudades donde el enoturismo forma parte del turismo de experiencias, es posible ofrecer servicios a base de vino o productos de spa. Harus ofrece los amenities Vinotage, una marca de cosmética del Grupo Famiglia Valduga, cuyo objetivo es aportar los beneficios de la vinoterapia.

¡Consúltenos para saber más sobre los productos y servicios de Harus! Y, si te ha gustado este contenido, compártelo con tus contactos.

Compartir:

Mantente al día de todas las novedades que Harus ofrece para el sector de la hostelería.

¡Regístrate y recibe nuestro contenido de primera mano!

Lea mas

es_ES

VAMOS A MANTENER CONTACTO

REGÍSTRATE Y SÉ EL PRIMERO EN ENTERARTE DE NUESTROS ÚLTIMOS LANZAMIENTOS Y EVENTOS EXCLUSIVOS.

Buscar
¡Hola! ¿Todo bien? ¿Cómo te puedo ayudar?